¿Son los árboles una alternativa al aire acondicionado en Bizkaia?

Aunque parezca una exageración decir que los árboles pueden ser una alternativa al aire acondicionado en Bizkaia, lo cierto es que teniendo en cuenta estudios recientes, la idea no parece tan disparatada.

Estos estudios, realizados por la Universidad de Reading, reflejaron que los árboles, especialmente si son grandes, tienen hojas de gran tamaño, coronas densas y tasas elevadas de transpiración pueden colaborar de manera significativa al enfriamiento del ambiente.

Este proceso de enfriamiento, que se conoce como evapotranspiración, hace que el agua que se produce durante la respiración se evapore de las hojas de los árboles, lo que resulta en una disminución de la temperatura.

Es evidente que en zonas muy calurosas este sistema será insuficiente para mitigar el calor, pero sin embargo puede servir para ciudades con climas más frescos en las que la disminución de las temperaturas en unos pocos grados puede ser suficiente para no tener que hacer uso de los aparatos de aire acondicionado.

Así, en algunas universidades suecas, como la de Uppsala, ya hay equipos trabajando en proyectos relacionados con este tema. Por ahora se han identificado las características de los árboles que están vinculadas a una mayor reducción de la temperatura, y se ha elaborado una metodología que los planificadores urbanos pueden llevar a cabo para la selección de especies arbóreas destinadas a este fin.

Teniendo presente estos descubrimientos, los avances que presumiblemente se llevarán a cabo en torno a la mejor utilización de los árboles para el control de las temperaturas en entornos urbanos, y el hecho de que en Euskadi las temperaturas más extremas no suelen alcanzarse más que de forma puntual, no es descartable que en un futuro – mediante una planificación por parte de los organismos competentes- podamos asistir a una reducción importante del uso del aire acondicionado en Bizkaia.