Consejos para el ahorro de calefacción en Bizkaia

El uso de la calefacción en Bizkaia a lo largo del año es mayor que en otras zonas cuya situación geográfica les otorga un clima más suave. De ahí que, por lo general, los vizcaínos tengan que hacer frente a facturas eléctricas algo más elevadas que en lugares en los que el uso de la calefacción no es tan necesario.

Pero este consumo puede reducirse si se toman algunas precauciones que permitan mantener mejor el calor, y por ello vamos a darte algunos consejos que te ayudarán en este sentido.

1- Coloca aislamientos en puertas y ventanas

Puertas y ventanas son los lugares por donde se produce la mayor fuga de calor, incluso estando cerradas. El uso de elementos aislantes como burletes minimiza esta pérdida.

2- Mantén las puertas cerradas dentro de la casa.

Esto te ayuda a que el calor tenga más dificultades para disiparse y consecuentemente permitirá que puedas tener la calefacción encendida menos tiempo.

 

3- Purga los radiadores

Con el tiempo los circuitos de calefacción se llenan de aire, que no conduce el calor con la misma eficiencia que el agua. Sacar ese aire permite que la calefacción funcione mejor y alcance la temperatura deseada en menos tiempo.

4- Ventila las estancias solo unos minutos

Para ventilar la casa solemos abrir la ventana y olvidarnos por un buen rato, haciendo que la casa se enfríe y que luego resulte más difícil calentarla. Este proceso, si bien es necesario, no requiere más que de unos pocos minutos, así que ten cuidado de no dejar las ventanas abiertas mucho tiempo.

5- Despeja las entradas de sol

Mantener despejadas las entradas de sol durante las horas centrales del día puede aumentar la temperatura de la casa haciendo que el uso de calefacción durante ese periodo sea menor.

Con estos consejos esperamos que el elevado uso de calefacción en Bizkaia pueda reducirse un poco.