Los pisos de hoy en día y la ventilación.

vivienda ventilación

La crisis del COVID-19 cambiará la visión de los hogares y llevará a que las normativas se modifiquen para conseguir más amplitud de espacios interiores, iluminación y ventilación.

Se cree que, una vez superada la pandemia, volveremos a las viviendas de los años 30, en las que se potenciaba la salubridad y la iluminación con amplios espacios.

Se apostará por potenciar las terrazas comunitarias como posibles huertos urbanos o zonas de recreo para niños, para la propia comunidad de vecinos y también, por qué no, habilitando posibles aparatos para realizar gimnasia.

El director del área de Accesibilidad de UIC Barcelona School of Architecture, Enrique Rovira-Beleta, ha asegurado que con la crisis generada a raíz del COVID-19 y el confinamiento de la población “hemos podido constatar que las viviendas actuales, tanto a nivel de distribución y espacio como de interiorismo y mobiliario, no están pensadas para estar recluido y encerrado durante muchos días.”

Rovira-Beleta ha afirmado que esta pandemia “cambiará la visión” de las viviendas y llevará a que “las normativas se modifiquen” con el objetivo de “conseguir más amplitud de espacios interiores, iluminación y ventilación”.

Según este especialista de UIC Barcelona, los arquitectos apostarán por “volver a las viviendas de los años 30, como la casa Block y las tipologías de arquitectos como Sert o Torres Clavé, que potenciaban la salubridad y la iluminación con amplios espacios”.

Rovira Beleta ha apostado por que se incorporen también nuevas medidas de accesibilidad que “mejoren la seguridad y el confort de toda la familia, teniendo en cuenta el envejecimiento de la población, y para que todos seamos lo más autónomos posibles”. “Creo que con esta crisis sanitaria, muchos vecinos que antes ponían ciertas dificultades para la instalación de ascensores en los huecos de las escaleras o por las fachadas de la finca o patios interiores de las mismas se han dado cuenta estos días de su necesidad”, ha añadido.

En este sentido, ha añadido que la accesibilidad “se ha de incorporar de manera desapercibida en el diseño de las nuevas viviendas”, así como “en las reformas y en el interiorismo de las ya existentes, porque esta crisis nos demuestra que la accesibilidad no es sólo una obligación sino un derecho para toda la ciudadanía”.