Cómo aguantar el calor si no tienes aire acondicionado.

trucos aire acondicionado

Bajar las persianas hasta que sea de noche

Es el truco más clásico y habitual, el que utilizan prácticamente todo el mundo en casa tenga o no aire acondicionado.

Si bajas las persianas cuando hace más sol evitarás en gran medida que las altas temperaturas se cuelen en casa. También es recomendable cerrar las ventanas para que no entre el aire caliente. Además, si tienes toldo lo puedes bajar cuando el sol se proyecta en la fachada del edificio.

No las bajes inmediatamente al anochecer, ya que en los días más calurosos todavía no habrá refrescado. Espera hasta antes de dormir, aunque en realidad no será hasta el amanecer cuando refresque un poco. Son los 2 momentos idóneos para ventilar la casa.

 

Utiliza un pulverizador de agua

Estos objetos son realmente útiles cuando aprieta el calor. Usa cualquier pulverizador o spray y llénalo de agua fría para refrescarte con ella a lo largo del día. Puedes rociarlo en la nuca, las muñecas o la cara para aumentar la sensación.

Si tienes terraza o balcón es buena idea utilizarlo allí porque no dejarás el suelo de casa perdido.

Bebe mucha agua

El agua fría te va a ser de gran ayuda durante el verano. En esta época sudas mucho más y la sensación de falta de hidratación te hará estar cansado o incluso marearte.

El Ministerio de Sanidad recomienda hacerlo frecuentemente aunque no tengas sed, y con independencia de la actividad física que realices. Aunque si tienes un trabajo de gran carga física tendrás que beber más.

Lo aconsejable según las autoridades sanitarias es beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día.

 

Evitar el alcohol

Camarero sirviendo una cerveza. Reuters

Una cerveza bien fría o una copa en pleno verano son tentaciones a las que puede ser difícil decir que no. En realidad no tienes que evitarlo tajantemente, pero sí reducir su consumo hasta hacerlo muy moderado.

Al beber la primera copa obtendrás una sensación refrescante, pero el alcohol calienta poco a poco el organismo y además deshidrata. Por ello es importante no beber justo antes de dormir, ya que te puede resultar muy complicado conciliar el sueño.

Comida ligera

Las comidas copiosas van a provocar que el proceso digestivo sea más costoso para tu cuerpo, sentirás más calor e incluso terminarás sudando mientras comes.

Aprovecha para adoptar una alimentación más sana eligiendo productos con mucho líquido, como las ensaladas o las frutas. Comer ligero te hará sentir mejor y además estarás preparado para afrontar las altas temperaturas.

 

Utilizar los electrodomésticos por la noche

Usar la lavadora, el lavavajillas o la plancha por la noche es casi una obligación en verano, sobre todo los días que más calor hace.

Estos aparatos desprenden mucho calor, y si no tienes aire acondicionado van a terminar subiendo la temperatura de casa y haciéndola más asfixiante, aunque no te estés percatando de ello.

Si utilizar el ordenador en el dormitorio es recomendable apagarlo un rato antes de irte a dormir por el mismo motivo.

Una ducha antes de dormir

Pocas cosas más refrescantes que una buena ducha en pleno verano, sobre todo justo antes de irte a dormir, para poder coger el sueño de forma mucho más fácil.

También puede ser útil al despertar para combatir el calor del día desde primera hora.

 

Resumen
Cómo aguantar el calor si no tienes aire acondicionado.
Nombre del artículo
Cómo aguantar el calor si no tienes aire acondicionado.
Descripción
Es el truco más clásico y habitual, el que utilizan prácticamente todo el mundo en casa tenga o no aire acondicionado.
Autor
Publisher Name
Aperribai instalaciones
Publisher Logo