Consejos para usar adecuadamente aires acondicionados portátiles.

uso del aire acondicionado

Los aires acondicionados portátiles tienen ventajas como apoyar gran movilidad, ahorro
energético, precios asequibles o instalaciones sencillas.

A la hora de tener uno en casa o pensando en adquirirlo, se deben conocer algunos
consejos de su uso y sacarle el mayor rendimiento al aparato. A continuación mostramos
varios consejos relevantes para los mejores aire acondicionados portatiles.

Es preciso saber a que nivel interno está dotado el aire acondicionado portátil a la hora de comprarlo, El estar dotado tiene que tener una instalación y una extracción que provoque la necesidad de escoger más frigorías de las necesarias.

Los aires acondicionados convencionales están proporcionando entre 110 y 150 frigorías por metro cuadrado. Por otro lado un equipo portátil cambia la cosa. Lo ideal es apostar por más de 150 frigorías como en el ejemplo anterior.

Si estimamos los cálculos de una habitación de 30 metros cuadrados, usando un equipo convencional, rondarían las 2800 frigorías, en cambio, el equipo portátil supera las 3000 frigorías, en la misma situación.

Lugar de ubicación

A la hora de albergar un aparato de aire acondicionado portátil en casa, hay que tener en cuenta el lugar de ubicación, de ello depende el nivel de ruido que tengamos que soportar.
Una buena ubicación reduce los decibelios. Por ello es mejor tomar nota, siendo eficaces en nuestro propósito.

1º Es aconsejable colocarlo sobre una zona acolchada con capacidad de aislamiento, de esta manera las vibraciones no se proyectan contra del suelo y reducen el impacto hasta volverlas casi inapreciables.

Otra de las claves referidas a la ubicación, es que no se debe colocar el aparato en la proximidad de las esquinas. Resulta que las ondas del sonido aumentan el ruido del equipo por la proximidad de las esquinas.

La longitud del tubo

El tamaño de un tubo creado para propagar aire caldeado fuera de la sala, es uno de los motivos por los que puede disminuir el rendimiento de un aire acondicionado portátil. Tratándose de un tubo que proyecta calor en la atmósfera que queremos enfriar, debemos emplear tubos muy cortos, para que esa proyección sea del menor tamaño posible. Es importante que no se doble el tubo, sino afectaría al funcionamiento del equipo.

Control adecuado de filtros

Un filtro que albergue la suficiente cantidad de suciedad en su interior, puede acabar con una oclusión interna que dificulte el funcionamiento correcto. Para evitar lamentos cuando no es posible el arreglo, hay que poner en marcha un plan de prevención. También se aconseja mantener y limpiar los filtros 1 o 2 veces cada 4 meses.

Es importantísimo atender a los vasos alojados por el equipo, a la hora de acumular agua condensada. Con ello se quiere esquivar los deterioros y formaciones de moho.

En conclusión, se trata de usar unas pautas sencillas de abordar para optimizar el rendimiento de estos aparatos.